ActualidadPareja

Relaciones tóxicas o “relaciones montaña rusa” y tu niño interior

¿Sabías que las relaciones tóxicas o relaciones “montaña rusa” están relacionadas con problemas no resueltos de tu niño interior? Karen Vinasco nos invita a reflexionar sobre este delicado tema.

Características de las relaciones tóxicas de pareja

Según nos explica Karen Vinasco en su charla con los seguidores de nuestra cuenta oficial de Instagram @vibra.fm, existen algunas señales de que estás en una relación tóxica, también conocida como “relación montaña rusa”. Las siguientes son las 3 principales…

  1. Quieres seguir en esa relación a pesar de que sabes que no te hace sentir bien.
  2. No satisface tus necesidades de afecto, seguridad ni amor.
  3. No decides, sino que la relación depende de las desiciones de la otra persona, pues él es quien decide si están o no juntos, si se ven o no, etcétera; es decir, tu opinión no vale.

¿Por qué es tan difícil dejar una relación tóxica?

Karen nos explica que no es fácil para nosotros dejar este tipo de relaciones aunque nos hacen daño, porque estamos replicando el tipo de relación que tuvimos con nuestros padres, quienes con freciencia solían ser inconsistentes, y ese es el modelo que tenemos en nuestra cabeza de cómo es el amor. Si tuviste unos papás “montaña rusa”, probablemente vas a buscar una pareja “montaña rusa”.

Foto de una montaña rusa

¿Cómo prevenir una relacion tóxica?

Antes de responder esta pregunta, tenemos que mirarnos a nosotros mismos y recordar cuál es la situación que más nos dolía en nuestra infancia con respecto a nuestros padres, por ejemplo, si teníamos miedo a que nos abandonaran, si nos dolía que no nos prestaran atención, etcétera.

Por otro lado, tenemos que recordar cómo reaccionábamos a esa situación. Si nos calmábamos cuando obteníamos lo que queríamos, si nos enojábamos, si no reaccionábamos en absoluto o si mezcábamos todas las reacciones anteriores. Ahora, podemos observar esos mismos comportamientos en nuestra relación amorosa y tratar de identificar qué es exactamente lo que nos está doliendo con respecto a la pareja.

Foto de una pareja reconciliándose

Por ejemplo, si nos duele demasiado que no nos llame, tal vez sea porque nuestro papá no nos llamaba. Una vez tenemos claro qué es eso que necesitábamos de niños y que no nos dieron nuestros padres, podemos decidir dárnoslo nosotros mismos, pues no es algo que tenemos que buscar en la pareja, y esa es la calve para evitar las “relaciones montaña rusa”.

Finalmente, es muy importante que sepas que aferrarte a una relación que no te hace bien solamente por los escasos momentos de felicidad que vives en ella, no es sano ni justo para ninguno de los dos, pero huir tampoco es la respuesta, pues lo que debes hacer es entender la herida de tu niño interior para poder sanarla y ese es un proceso completamente personal; por eso, si te interesa conocer cuáles son los beneficios de salir de una relación tóxica, da clic aquí.

¿Alguna vez has estado en una “relación montaña rusa”? Cuéntanos en los comentarios de esta nota, ¡y compártela en tus redes sociales!

Síguenos en Google News y haz de Vibra tu fuente de entretenimiento

Comentarios Vibra con Facebook

Back to top button